Cuentos

Abril 28, 2016
Cuentos

¿Tu hijo te pide que leas el mismo cuento una y otra vez? Hacerlo es lo mejor que puedes hacer para ayudarlo en su desarrollo emocional. Las rutinas aportan seguridad y tranquilidad a los niños y saber qué va a ocurrir, les da aun más control (cosa que ellos adoran). Para ellos, el mundo es una constante novedad, por lo que necesita que algunas cosas permanezcan estables.

Sin embargo, después de un tiempo podemos ir introduciendo ligeros cambios: ayudándolos a prestar atención en otros detalles de la historia o inventar un juego asociado al cuento. De esta manera, el cuento repetido, es un excelente medio para enseñar cosas nuevas.